Crónicas del destino 16
 (El Despertar)

¿Y si te dijese que la Tierra es el penúltimo de los dieciséis mundos que albergan vida inteligente? Puede que me llamases loco (o puede que ya lo supieras).

Quienes sí corroboraron esa visión fueron Miguel, Antonio y María, tres jóvenes que, por extrañas circunstancias llegaron al planeta seleccionado por las Cuatro Divinidades para vivir entre sus creaciones.

¿Cuál fue el motivo por el que llegaron hasta allí? ¿Tenían los Cuatro Dioses un plan concreto para esos adolescentes?

¡Solo tú podrás averiguarlo entrando de lleno en esta trepidante aventura!



Preludio de los portadores de la esencia de los Niños Perdidos

(Pensamientos anónimos de un portador)

Crónicas del destino 16 (El despertar) "Volumen 1 - En otro lugar..."


¿Y si tu propio presentimiento de explorar lo desconocido te llevase a un mundo remoto en el que se encontrasen todas y cada una de las más difíciles preguntas formuladas? Un lugar en el que jamás existiera la duda por creer o no creer en algo.
¿Y si ese pasaje a esa "aparente" utopía lo hallásemos en la boca de una oscura y húmeda cueva, como algún que otro pensador? ¿Seríais capaces de acceder a ella con todas las consecuencias, aunque ello supusiera no poder retornar jamás al punto de partida original? ¡Ojo! ¡Recapacitad bien! Porque, algunas decisiones, casualmente las que definen nuestra trayectoria en un futuro, suelen darse una única vez...
Recordad que todo ello supondría empezar de cero, olvidar para siempre a todos vuestros seres queridos y asumir que jamás los volvieseis a ver...


Preludio de los portadores de la esencia de los Niños Perdidos
(Pensamientos anónimos de un portador)

Crónicas del destino 16  (El despertar) "Volumen 1 - En otro lugar..."

Nadie es libre para actuar valiéndose de la razón humana cuando te ciega la furia y te hunde la decepción provocada por la traición de un ser querido, la verdad es que esos oscuros sentimientos en uno mismo pueden ser fatales.
Como si de un enemigo letal e invisible se tratase, ese cúmulo de emociones, no descansarán hasta machacarte; te devorarán desde tus entrañas sin piedad alguna en base a tu profundo dolor... Por eso, piensa calmado, reflexiona y luego actúa, porque es la única forma de poder avanzar en un mundo en el que todo son peligros y en el que precisamente TÚ, eres la presa...



Preludio de los portadores de la esencia de los Niños Perdidos
(Pensamientos anónimos de un portador)
Crónicas del destino 16  (El despertar) "Volumen 1 - En otro lugar..." 

Son mi único consuelo; el tenue calor de ese eterno atardecer, las gigantescas espigas de trigo casi inalcanzables y el fuego perpetuo. Allá en el claro donde los sentimientos son sinceros, ninguno de los que allí estamos tiene miedo de nada. Lejos de esa utópica visión, tal vez formada por el deseo de pisar tierra firme, solo queda la esperanza de que, alguna vez, todo sea como en esos sueños... Sobre todo, que la gente se ame dejando a un lado sus prejuicios y los resentimientos propios de sus miserables disputas sin sentido... Todavía me pregunto, porqué razón dejamos de ser niños para convertirnos en una distorsión maligna de ese inocente ser que algún día fuimos... Quizás eso, nunca lo sabré...


Preludio de los portadores de la esencia de los Niños Perdidos
(Pensamientos anónimos de un portador)
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen 1 - En otro lugar..."

Son cotidianas las noches en duermevela, en parte, provocadas por el repetitivo sueño que se me viene presentando. Somnolienta mientras miro el cielo estrellado sobre la gran duna de este imponente desierto aún deseo retornar allí cuando vuelva a dormirme. Siendo realista me será difícil retomar el sueño perdido ya que sé que queda poco para poderle conocer... ¡MI HÉROE!, la persona más grande del mundo entero... No sé si el sentimiento que invade mi pequeño corazón es lo que lo adultos llaman amor, por el contrario, es devoción ciega hacia él; tal vez las dos cosas... En verdad me da absolutamente igual, no puedo quitármelo de la cabeza, ¿cómo será él?, ¿qué voz tendrá? y haciendo uso de ella, ¿qué aventuras me contará? Si soy sincera, lo que más me asusta es tener la duda de saber si mis sinceros sentimientos serán al fin correspondidos. Ufff..., eso pronto lo averiguaré...


En algún lugar de la Montaña de Cristal...
(Reflexiones anónimas de una recién llegada)
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

Desde que llegué, todo es nuevo para mí, estas raras criaturas sacadas de cualquier libro de ciencia ficción son sencillamente fascinantes. A mi juicio, tras interactuar con ellas, tienen demasiados prejuicios contra el ser Humano. Realmente no sé el motivo que los mueve, pero si bien es cierto que, cuanto más repudian a mi raza, más me doy cuenta de que son exactamente iguales a nosotros.
En cierto modo, los negativos sentimientos que nos procesan, esa tirria enfermiza, son compartidos por ambas especies. El odio, los prejuicios, el resentimiento y sobre todo la discriminación racial son los elementos que más he percibido, algo que a mi juicio no debería existir.
Por otro lado, sus hijos, que son el futuro de su sociedad, tienen un punto de vista diferente, aún son inocentes, jóvenes que gozan de la inocencia más pura y gracias a eso, son mi único apoyo. No obstante, los compadezco ya que inconscientemente, con el paso del tiempo, se conviertan en la sombra de lo que sus progenitores son...
Bueno, no hay mal que por bien no venga, mientras esté aquí, intentaré asentar en sus mentes los valores necesarios para que, en un futuro, tengan posibilidad de decidir por ellos mismos, no sé si servirá de algo, o si me dará tiempo a poder hacerlo, ya que mi única prioridad ahora es averiguar la forma de retornar hasta mi mundo, mi hija me necesita, me consuela saber que no estará desprotegida, tiene un padre formidable que la cuidará en mi ausencia, eso es lo único que me reconforta; os quiero mucho a los dos, no hace falta que lo diga, pronto regresaré, lo prometo...


Reflexiones de un incansable viajero
(En algún lugar del planeta Destino dieciséis)
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

Sin desaliento avanzo con el ansia de explorar nuevos territorios, quizás algún día encuentre un recóndito lugar que me sorprenda como aquella vez en la inmensa selva de Bolinia, la verdad es que los pequeños asentamientos de inocentes indígenas que aún no han tenido nada que ver con la civilización siempre me llaman la atención.
Echo mi vista atrás y me doy cuenta de que gracias a la decisión que tomé de joven he conseguido llegar hasta donde estoy. Hoy por hoy no me arrepiento, soy quien soy gracias a haber perseguido mis sueños sin importar las consecuencias porque, ¿quién sino uno mismo es responsable de forjar su propio destino? Certera pregunta que recalca mi gran virtud, la potente fuerza de voluntad que poseo y que me impulsa a seguir adelante abriéndome camino... Lo que tengo claro es que el sueño del hombre jamás tendrá fin y yo soy el claro ejemplo de ello... 


Reflexiones anónimas de un extraño viajero
(En algún lugar del extenso Reino Alminillah)
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

El plan está listo, es hora de regresar a la civilización, parece que las sociedades humanas han prosperado bien durante todo este tiempo, eso me dará ventaja. No sé si tendré poder suficiente para abrir el portal. Desde que aquello me pasó, noto que mis poderes han ido menguando, pero no desespero, aún me queda mucho por dar y estoy lejos de rendirme todavía ya que fui cauteloso al elegir este vigoroso y mágico cuerpo.
Hijo, te prometo que lo que te hicieron no quedará impune, pronto nos volveremos a ver...


Ecos de inconsciencia 

(En algún lugar del profundo océano Primigenio)

Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

Envuelto por la oscuridad, es insoportable el terrible frío padecido, torturado por mi propia inconsciencia soy incapaz de coordinar mis propios movimientos. Regido por mis impulsos más primarios yo mismo soy mi propia prisión. Encarcelado en lo más recóndito de alguna parte, soy incapaz de comunicarme, pero no está todo perdido, creo haber hallado la respuesta a mi liberación el problema está en cómo poder llevar a cabo mi plan en mi actual estado de continuo salvajismo y sinrazón... 


Inocentes pensamientos

(En algún lugar de Galapia)

Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

Al alba preparó los caballos como de costumbre, seña de que nuevamente se volverá a marchar, por lo que he oído, parece ser que esta vez la partida de guerreros que lo acompañan es reducida, ¿adónde se dirigirán? En verdad no he sido capaz de averiguarlo ya que sobre esa campaña existe un secretismo inusual. Espero que no crucen el mar Beracico, los peligros que existen en el reino Impío son cuanto menos imprevisibles y letales. Rezo a los cuatro dioses para que vuelva de una pieza, aunque si alguien me sintiera, se reiría de mí, él jamás ha sido derrotado, es una leyenda viviente de la que todos han oído hablar... 


El Regente desdichado

(En algún lugar del Reino Adaseuq)

Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar... 

Los innumerables errores cometidos por parte de mi linaje solo son el preludio de las catástrofes que yo me he atrevido a desencadenar. Amargado por mi culpa, continúo viviendo en pos de la promesa que le hice a aquel hombre. Quizás, en un futuro, eso sea lo que nos redima por completo a todos. Muy probablemente, mi castigo sea el no poder llegar a verlo, la verdad es que no me gustaría morir en el intento sin saber que, el convocado, lo consiguió. Por esa misma razón lo he hecho llamar, él será completamente capaz lograrlo, esa divina misión que yo, por los achaques de la edad, ni en sueños podré desempeñar...


Fragua de la creación
(Esencia de consciencia) 
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...


En primer lugar, sentí calor, luego aparecieron los sentimientos que me impulsaron a poder concebir todo lo que me rodeaba. Esas imágenes multicolores completamente distorsionadas incluso me cegaban antes de centrarse en algo perfectamente definible. Aún no lo sabía, pero no estaba solo, junto a mí había otros como yo. Quizás el poder verlos con una forma determinada me hizo caer en la cuenta de preguntarme; ¿qué soy yo y cuál es mi objetivo? Todavía no he hallado la respuesta, pero el ansia de explorarlo todo es más fuerte que nada. Necesito conocer, ansío saber y deseo existir.


Reflexiones del guerrero errante
(En algún lugar del vasto reino de Zepol)
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar... 

Aún no sé porqué me ha convocado, ese desaprensivo dirigente que ha marginado a su pueblo y ha cometido las mayores atrocidades descritas por el ser humano. Aun así, mi moral no me permite rehusar su propuesta ya que a ambos nos vincula él. Todavía recuerdo que antaño me habló de sus debilidades y, como quien dice, me siento en la obligación de, por lo menos, escuchar lo que tiene que decirme. Desconozco qué es lo que querrá, pero por si acaso, me iré preparado para lo peor. En el caso de que todo se tuerza tengo una vía de escape, el antiguo bosque me protegerá...


Relatos del brillante guerrero
(En algún lugar de las colosales llanuras de Vilinia)

Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar... 

Si me lo dijesen no me lo creería, que ese viejo decrepito soportase sin mayor dificultad la mística peregrinación y todas y cada una de las pruebas a las que nos han ido sometiendo.
Está claro que ese hombre es la prueba viviente de que las apariencias engañan. Quizás sea un ser mágico o qué sé yo, lo que está claro es que su resistencia y la forma en la que afronta las penurias cotidianas, son dignas de admiración, espero y deseo que ambos formemos equipo ya que eso garantizará mi victoria definitiva en esta difícil prueba. Porque solo la fe nos llevó hasta aquí y trabajando en equipo no tengo duda de que lo conseguiremos...


Reflexiones del temerario delegado
(En algún lugar de Norien Olta)
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...


Si bien es cierto que los Dioses nos castigaron privándonos de todos nuestros avances, no entiendo por qué nos culpan al hacer lo que teníamos que hacer, en todas las sociedades hay guerras, en eso se basan las civilizaciones que aún quedan.
Para colmo, trascurrido un tiempo desaparecieron y aun habiéndonos castigado sin compasión mediante la involución, éstos nos retaron a que intentásemos desafiarlos en el caso de que pretendiésemos generar cualquier suministro alternativo de energía con la firme amenaza de destruirnos. ¡Locos inmortales!, son unos necios si piensan que personas que lo han perdido todo, no intentasen volver a lo que tanto ansiaron y que les fue vilmente arrebatado...


Reflexiones del legendario ladrón
(En algún lugar del planeta Destino 16)
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

Oculto entre las sombras me dispongo a hacer lo que se tiene que hacer, sé que nunca seré recordado por lo que antaño fui sino como todo lo contrario. Un arrogante ladrón sin honor alguno, en definitiva, ese será el rol que me tocará desempeñar por el bien de toda la humanidad.

En mi modesto pesar, mi único deseo es que todos aquellos chicos estén sanos y salvos, si bien es cierto que, por ahora, están mejor ocultos que yo, no obstante, no puedo evitar preocuparme porque ya no hay marcha atrás, jamás regresaré ya que mi tiempo aquí ha acabado, está todo hecho y mi presencia en este mundo está directamente marcada por los sucesos futuros que, al igual que títeres del dichoso destino, tendrán que sucederse...
En mi incierto futuro espero encontrar algo con lo que aliviar todo lo que dejo, deseo tener familia y una vida plena, eso es lo que supongo que llegará a calmarme con el determinante paso del tiempo ya que nuevamente volveré a englobarme dentro del ciclo eterno de la vida y la muerte, proceso del que nadie, ni los propios Dioses, deberían escapar...


Pensamientos del osado delegado
 (En algún lugar de la región de Zuran)
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

Aunque no posea los elementos necesarios para hacerlo estoy seguro de que lo encontraré, ese Dios mentiroso se cree que puede esconderse eternamente, lo que él no sabe es que le sigo el rastro y muy pronto lo hallaré; una vez lo haga, prometo por mis ancestros que nos las pagará todas juntas, todas esas mentiras que ha ido cultivando durante largos años, esa falsa compasión por mis ascendientes y la ilusoria moral mostrada, no serán suficientes para frenar mi ira cuando acabe con él, jamás debió otorgarnos el poder mágico de los anillos Ouler y aún menos el instrumento de su localización...


Travesía en cautividad
(La inexperta chica y el grandioso guerrero)
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

Parece increíble pensar que mi querido abuelo ese a la altura de ese gran guerrero, él solo, con facilidad destrozó a las gigantescas bestias del desierto que nos atacaron. Lejos de ser tan obstinado como sus subordinados dicen, parece tener buen corazón y aunque ellos no lo perciban, continuamente los protege de todos los peligros que nos vamos encontrando interviniendo siempre el primero. Parece mentira que una persona así represente a ese reino que nos ha hostigado durante tanto tiempo, desconozco que pasará después, es raro, pero me siento extremadamente protegida por él y eso que supuestamente soy su prisionera... 


Pensamientos del temeroso delegado 
(En algún lugar de la región de Mestral)
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

¿Seré capaz de soportar el peso de las personas inocentes que tendré a mi cargo en un futuro y que dependerán de mí? ¿Cómo hacerlo si fui incapaz de proteger a lo que más quería por no enfrentarme a mi propia familia? Si no pude antes no podré ahora, por eso necesito idear la forma de gobernarlos a todos sin necesidad de tomar decisiones capitales que definan el destino de mis súbditos, en ese caso, quizás la forma más correcta posible sea delegar lo delegado hasta el próximo pase de poder...


El rey arrepentido
(Reflexiones de alcoba)
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

En mitad de la noche, rodeado del absoluto silencio, me aterra pensar que alguna vez pueda llegar a recaer. Está claro que el poder corrompe si eres un ser Humano. Eso me lleva a la conclusión del porqué de esa debilidad nuestra. Quizá sea verdad que nuestra raza es la degradación de aquellos seres benditos, un subproducto de lo que querían los Dioses que llegasen a ser. Si eso fuese así, ¿por qué razón nos permiten seguir viviendo?, esa insensata decisión de someternos a nuestra corta la mortalidad con ese sentimiento intrínseco por seguir viviendo... No comprendo porqué aprueban que nos descontrolemos, que hagamos daño a nuestros seres queridos y que lo destruyamos todo a nuestro paso. Quizás ese sea nuestro castigo por aquello que hicimos, que, en nuestro lecho de muerte, con la esperanza de que transcenderemos si hemos sido justos a lo largo de nuestras vidas, soñemos con la esperanza de que ellos nos salvarán en el último momento justo antes de que se extinga esa chispa de vida que nos otorgó nacer...


Pensamientos del delegado confiado
(En algún lugar de la región de Pilpo)

Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

Dicen que para hacer buenos amigos es necesaria la confianza y cuanto más se obtenga entre ambas partes más se fortalece es esa amistad, pero ¿cómo atreverse cuanto hay tanto desnivel social? Soy consciente de que todo el que se me arrime desea escalar socialmente a fin de enriquecerse gracias a mi influencia, no soy estúpido y por eso desearía que ese asunto no fuera de esa manera, pero lamentablemente parece que así es. Algunos dicen que siempre queda el beneficio de la duda, a mí me gustaría pensar que sí, de hecho, tengo la esperanza de encontrar alguna vez a alguien que simplemente quiera verme y tratarme como un igual. Porque nada nos engaña tanto como nuestro propio juicio y nada es tan difícil como no engañarse a sí mismo, ojalá existiese algo que disipara esas falacias, no hay duda de que ese objeto sería mi tesoro más preciado...


El lamento del guerrero
(En algún lugar de la Montaña de Cristal)
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

Si por mi fuera mataría a todo sucio ruin que hablase mal de ti. Sabes perfectamente que hagas lo que hagas jamás te odiaré, eres la persona más importante de mi vida, el único ser Humano que merece la pena salvar. Algunos dicen que con la familia se nace, pero yo afirmo que eso no es así, los lazos que nos unen jamás serán destruidos.
Es gracioso que diga esto ya que todo el mundo conoce mis profundos sentimientos de odio hacia toda tu raza, esas continuas calumnias que mi boca profiere sin cesar son bien reputadas entre los míos. Lejos de la realidad, sabes perfectamente que mis pensamientos son sinceros de corazón, tanto los unos como los otros, y si bien es cierto que en innumerables ocasiones me has salvado la vida, también es innegable que en los momentos más difíciles ahí estuviste, tu grácil y sincera sonrisa ante las adversidades siempre acrecentó mi deseo por vivir y por luchar, créeme si te digo que mientras estés presente en mi memoria, aunque me duela admitirlo, te estaré en deuda por siempre jamás. Detesto que todo ocurriese de esa manera que cuentan y por eso todavía me pregunto: ¿Por qué tuviste que desaparecer? ¿Por qué soportaste esa carga tú solo y no contaste conmigo? Quiero que regreses amigo mío, sin ti algo me falta... Espero que, estés donde estés, te encuentres bien...


El pequeño chico y el viejo hombre 
(El algún lugar de Planeta Destino 16) 
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

Ese misterioso encapuchado no deja de sorprenderme, ya hace más de una semana que lo acompaño y lejos de querer hacerme algún daño está mostrando mucho hincapié en que aprenda todo tipo de cosas.
Al igual que un maestro lo hace con su discípulo se esmera mucho en que sea educado y cortés con todo el mundo y sobre todo incide demasiado en ciertos valores que según él jamás deberían perderse.
La mente abierta, la compasión, el perdón, la humildad y el porqué de las cosas; son solo unos cuantos de los muchos principios que me está inculcando.
Él alega que soy como un recipiente vacío que ansía ser llenado por el líquido más preciado. Filosóficas palabras dignas de un gran sabio...
Todavía recuerdo el día que se presentó en mi hogar. Allí lanzó la propuesta y en contra de los pensamientos de toda mi gente, yo sentí que debía acompañarlo. Un huérfano y un anciano, menuda combinación, quizás él desee tener alguien que, en un momento dado, lo pueda cuidar cuando ya no pueda más. Lo que está claro es que yo me encuentro muy bien con él y algún día, aunque no se lo diga expresamente, lo atenderé cómo se merece, al igual que lo está haciendo conmigo...


El sereno estratega

(En el algún lugar del mar Beracico)

Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

Feliz cuando surco el inmenso océano, un extraño sentimiento invade hasta el último ápice de mi ser... Medio confundido siempre me hago la misma pregunta a bordo de mi navío a contra tempestad: ¿Cómo puede llegar a sentirse alguien libre estando a merced de la brutal fuerza del oleaje? 
Al igual que un títere del dichoso destino, podría decirse que solo cuando me encuentro en alta mar, mientras la fuerte climatología azota mi delgado y curtido cuerpo, soy capaz de concentrarme, pensar fríamente y elaborar mis múltiples e infalibles estrategias. Como si se tratase de una fuerte adicción me veo en la obligación de aceptar cualquier incursión marítima por el simple hecho de sentirme completo. Puede que, gracias a esta rara motivación, consiga lo que me propongo en el lejano reino Impío. La convocación por parte de los Dioses dirigida hacia todo ser viviente capaz de afrontar sus pruebas es sencillamente una propuesta atractiva.
Con ilusión deseo que, si supero esa tediosa aventura pueda conocer en persona a mi gran ídolo. Éste no es otro que el gran Sean, dios elemental del agua. Quizás él me explique el significado de mi misteriosa pasión por los océanos y mares, sentimiento inculcado en lo más profundo de mi corazón...


El aguerrido renegado 
(En alguna taberna de Norien Olta) 
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

Ebrio sostengo mi vaso con rabia mientras pienso en lo injustos que llegaron a ser. Cómo pudieron, los representantes de la Humanidad, condenarlos a todos de esa forma. Si fuese cierto lo que dicen, que somos sus creaciones y por ende como sus propios hijos, ¿por qué razón nos castigaron a todos por igual? Es como si por un par de manzanas podridas dentro de una cesta, tuviésemos que desecharlas todas sin distinción. Menudas Divinidades, son unos ineptos, si son tan sabios y justos como alejan ser, ¿por qué razón no fulminan a los responsables directos de aquellas barbaries? ¿Por qué permiten el clasismo entre sociedades y personas? y lo más importante de todo... ¿Por qué caminan entre nosotros alegando ser nuestros iguales cuándo no lo son?...


Reflexiones del sensato rey
(Palacio Real de la región de Galapia)
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

Cuenta la leyenda que si un guerrero es capaz que superar todas las pruebas impuestas por los Dioses puede anhelar el llegar a ser un semejante a ellos. Lejos de creerme tal patraña, si hubiese vivido en esa época ni me hubiese molestado en acudir al llamamiento. Un ser Humano jamás será capaz de aspirar a convertirse el un ente creador de vida, solo tenemos que analizarnos a nosotros mismos, nos mueven sentimientos tales como la codicia, la envidia y la sed de poder sobre el resto de los sujetos con los que tenemos que convivir, ¿cómo un semejante de esas Divinidades puede tener cuán dañinas motivaciones? Ni que decir tiene que con relación a la gente que fue, solo por haber asistido, para mí serían descartados por su falta de humildad hacia el prójimo. Por eso, siendo consciente de mis palabras, me centraré en lo que de verdad importa; gestionar la estabilidad social con diplomacia, dando, en su justa medida y con cierto control, lo que unos y otros quieren en este vasto reino que me ha tocado gobernar...


El incansable caminante
(En algún lugar de la gélida región de Dilvasur) 
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

Sé que nadie nos comprenderá, pero ¿quién son ellos para juzgarnos a nosotros? Tengo que admitir que nos devoró la carga que nos impusieron, eran muchas las tareas a desempeñar en una sociedad llena de odio y resentimiento. Solo bastó que se fuesen para que se desencadenase el caos y la destrucción... Lejos de sentirme culpable por aquello, yo seguiré en mi línea, proteger a los inocentes allá adónde vaya, en mi continuo viaje de autoconocimiento propio...


La extraña búsqueda de las Amazonas
(En algún lugar de la extensa jungla de Bolinia)
Crónicas del destino 16 (El despertar) - Volumen I - En otro lugar...

Junto a mis hermanas y con nuestros fieles compañeros cruzamos este mágico territorio en busca de la verdad; según nos contó aquel astuto ladrón, la gran jungla de Bolinia escondía secretos insospechados que, en un futuro, hallados y bien utilizados, podrían beneficiar a nuestro pueblo. Raro fue que confiásemos a un vulgar hombre y aún más que emprendiésemos esta larga cruzada, en pos de algo que ni siquiera hubimos visto.
Con la fe como estandarte, nos adentramos sin rumbo fijo, una modesta expedición que esperemos no se cobre ninguna vida más.



El mensajero Estratos
(En algún lugar de la región de Fotimeta) 

Crónicas del destino 16 (El despertar) - Volumen I - En otro lugar...

Estos seres Humanos nunca dejarán de sorprenderme, aún sabiendo que el caos y la destrucción nos acecha a la vuelta de la esquina, son incapaces de dejar a un lado sus diferencias y continúan inmersos en la cotidianidad de sus vidas, atesoran el dinero y se aferran a sus bienes más preciados cuán mentira piadosa fuese todo lo encontrado en pos de su inmediato destino... ¡Estúpidos locos! ¡El mundo está perdido!


La Santa Orden de los Aguerridos
(En las extensas llanuras de Vilinia)
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

Lo que antaño juramos proteger con nuestras vidas fue el vasto Destino Dieciséis; siendo garantes de los principios inculcados por nuestros maestros los Dioses; el honor, el valor y la justicia, no dudamos en que hallaremos sin descanso, vagando por el extenso mundo, a todos los portadores de la Esencia Perdida, mientras conservamos el equilibrio de las sociedades, siendo esos nuestros claros objetivos y nuestro principal consuelo en la casi infinita vida que nos toca vivir...


Reflexiones prohibidas
(En algún lugar de la isla Taimiel) 
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar..

¿Por qué los seres Humanos hacen las cosas que hacen? ¿Por qué ese sentimiento de inferioridad con el resto de las razas? Si nos comparamos con las conductas de los Estratos, no podría tener la mayor certeza de que, somos completamente superiores tanto en intelecto como en voluntad. La fe en nuestra continua evolución nos hace creer en cosas que no vemos y cuando todos esos sentimientos los fijamos en uno solo, no hay duda de que generamos una fuerza superior a la magia, eso nos dota con la capacidad de superar cualquier adversidad. Por eso, basta de aferrarnos en el acto presente, ya que la continuidad de nuestros actos siempre tendrá un eco en la historia pasada, sucesos por los que todos los que nos rodean, en un futuro, nos recordarán...


El fatigado agricultor
(En algún lugar del reino Adaseuq) 
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

Según cuentan los antiguos, desde que el dios Sax desapareció, ese boscaje letal y salvaje, parece gozar de vida propia. Como si de un titánico coloso de madera y follaje se tratase, toda su demarcación es abrigada por el magnificente árbol milenario; señal inequívoca de que nos encontramos en el reino Adaseuq. Si digo la verdad, desde siempre ha estado ahí; tanto mis padres, como los padres de mis padres lo recuerdan, ese magnificente árbol abriga con sus kilométricas ramas la tortuosa flora del bosque espeso y da cobijo a toda fauna que necesita ser protegida, otorgándoles a los animales un punto seguro contra los seres Humanos que quieren hacerles algún daño. Eso lo convierte en el último sitio al que querer ir si gozas de la cordura suficiente, de la humanidad necesaria y de una pizca del preciso sentido común.
Sus lindes, separan caminos y sendas entre delegaciones y otorgan cierta individualidad con los demás términos, algo que no sé si será bueno o malo... Compadezco al pobre extraviado que no conozca las tenebrosas leyendas que ese lugar alberga y que se desplace errático, sin saberlo, hacia sus peligrosos caminos...


Pensamientos del Autor
(En algún lugar de la creación)
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

Crear Crónicas del destino 16 - El despertar fue para mí un gran reto. Todavía recuerdo cuando antaño, en las frías noches de invierno, arropado con un vaso de whiskey con mucho hielo, soñaba en compañía de mis mejores amigos que algún día, mi idílico mundo se haría realidad...
Nada más lejos de aquella ilusión, lo veía lejano e imposible; ni en mis mejores momentos pensé que eso se llegase a hacer realidad...
Hoy día, ahí estoy con mi historia ya creada, la ilusión de un niño conseguida y el orgullo alcanzado del que es ahora un hombre.
Ni que decir tiene que gracias a todos vosotros por darme cada día más y más ilusión, sois la dosis de esperanza qué necesito y qué me motiva para seguir creando algo que, por lo que veo, merece mucho la pena.


Reflexiones del héroe mancillado
(Muro de Galp, región de Galapia)
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

El concepto de destino, a mi parecer, se limita a una mera creencia sin sujeto, jamás se tiene experiencia de ello ya que solo aparece en las mentes racionales como un haz de sensaciones impalpables, puro fluir de actos de conciencia de un ser, pero no como un yo, único y sustancial, por eso la sucesión de esos fenómenos imaginarios, que por habito tendemos considerar necesarios, son mera percepción ¿Será real la creencia que todos tenemos sobre el destino? O por el contrario es pura ficción de la mente de un ser inferior, una quimera que oculta, en realidad, la ilusión utopía sobre el auto convencimiento de lo que se quiere hacer en contra de cualquier ética o moral de uno mismo; un pretexto de pura compasión hacia alguien por imposición propia... 


El Dios esperanzado
(Reflexiones hacia el desigual)
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

Cuando al ser humano, por muy perverso que haya sido con anterioridad, descubre qué concretos sucesos lo llegan a conmover, rápido le es mostrado por su propia consciencia la manera de desahogar su espíritu. Esa sincera forma de demostrarse a sí mismo que lo bueno y lo honesto debe ser salvado, reconvierten al ser, desnudando su verdadera e inocente esencia.

Pobres de los seres vivos garantes de la razón que no descubran esa capacidad de sentir por todo lo que les rodea y que únicamente ellos mismos son capaces de salvar.


Reflexiones del proyecto Alcanzor "guerrero definitivo"
Laboratorio secreto. (Algún lugar del planeta destino 16)
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar... 

El ser Humano, al ser un animal racional, obligatoriamente tiende a relacionarse con sus afines por sentimientos egoístas y egocéntricos tendentes al reconocimiento por el resto de sus iguales, pero no os confundáis, para alcanzar la iluminación hay que desenamorarse de la vida. La única verdad aquí es que nacemos y morimos solos, pero al atender la razón es arduo complicado llevarlo a cabo... Los seres adaptativos como todos nosotros, somos incapaces de mantenernos en la misma estabilidad emocional por un tiempo prolongado. No obstante, a mí me crearon para ser todo lo contrario, por eso dicen que soy, el guerrero definitivo... 


Conversaciones anónimas en la fragua de la creación
(En algún lugar de destino cero)
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar... 

El ser genera esencia; la fuerza, forma la universalidad; la causa tiene siempre un efecto; todo ello regulado por el finito, que rige la mortalidad... Dices que existen seres Humanos mágicos... Quizás toda esa subespecie lo sea cuando aprendan a utilizar el intelecto.
Lejos de todas estas divagaciones, esa diferencia es la diferenciación de la mediocridad ya que estoy totalmente seguro de que nunca llegarán a alcanzar a nuestras creaciones más preciadas...
Puede que te equivoques, ya que en ellos brilla algo hasta ahora desconocido, eso a lo que ellos llaman, fuerza de voluntad...


Secretas confesiones de la Matriarca
(Rezo junto al monolito Zaz "Lacdenia")
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar... 

Querida hija, esto que pienso jamás te lo diré, creo que nunca estaré preparada para hacerlo, soy consciente de que decidí engañarte y hacer que perdieses la oportunidad de ver un mundo impresionante, en verdad te digo que todavía eres joven y gracias a Vuldo sé que no te pasará nada en el exterior, es el mejor consejero que nunca nadie podría tener.
Debo confesar que mi fuerte temor era mi gran depresión, quise arrastrarte a mi propia desesperación, pero al final solo prevaleció tu peculiar forma de amar. Agárrate siempre a ese sentimiento porque ese fuerte estímulo embravecerá tu corazón para afrontar cualquier adversidad.
¡Corre hija mía, alcanza la superficie, cumple tus sueños y toca las estrellas bajo el juramente de qué siempre serás mejor persona que cualquiera que te subestime o no te quiera!


Reflexiones de un Portador de la Esencia
Crónicas del destino 16 (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

Entre el primer latido que otorga el ansiado nacimiento y el último que desata la muerte de cualquier ser vivo del universo se genera el preciado tiempo del que se nutre el ente supremo que rige todas nuestras vidas, por esa razón existimos y a cambio le otorgamos el poder ser omnipotente, omnisciente y eterno.


Reflexiones del Profetizado
Crónicas del destino 16  (El despertar) Volumen I - En otro lugar...

La senda del autoconvencimiento

El concepto que rige el destino de los hombres, vaga resonancia en mis pensamientos... A mi parecer, esa inquietud se limita a una mera creencia sin sujeto, jamás se tiene experiencia de ello ya que solo aparece fugazmente en las mentes racionales como un haz de sensaciones impalpables, puro fluir de actos de conciencia de un ser, pero no como un yo, único y sustancial. Por eso la sucesión de esos fenómenos imaginarios que por habito tendemos considerar necesarios, son mera percepción; al saber eso, yo me formulo la siguiente pregunta: ¿Es real la creencia de los seres vivos sobre el concepto de lo que ellos llaman inmutable situación formada por el destino propio? O por el contrario estamos hablando de pura ficción de sus mentes, una que oculta en realidad la ilusión utopía sobre el auto convencimiento de lo que se quiere hacer en contra de cualquier ética propia del individuo en sí; puede que necesiten ese pretexto para lograr equiparar en sus mentes el compadecerse del prójimo y de esa forma justificar sus impulsos egoístas...