CICLO VITAL CREADO POR LOS CUATRO DIOSES ELEMENTALES

Destino Cero fue donde se creó la realidad y la inmensidad, donde nacieron los Cuatro Dioses elementales y donde muy pocos pueden ir. Se trata de un mundo incorpóreo, sin tiempo, ni espacio. Podría decirse que es la fuente de todo, si no existiera, no existiríamos.

Destino Primero se denomina el lugar incorpóreo donde va a parar toda la pura energía que emana de cada ser animado. Allí se extraen todos los recuerdos y vivencias que son canalizados hacia el Destino Cero. Podría definirse como una fábrica que manufactura y recicla la energía para ser enviada en parte hacía el Destino Cero y en otra hacia el Destino Segundo.

Destino Segundo es un mundo inmaterial que sirve de puente para concentrar la energía en esencia y canalizarla a los diferentes planetas donde resurge en forma de nuevo nacimiento de un ser vivo.

Los Destinos Tercero y Cuarto son dos lugares semimateriales que los elementales crearon por si alguna vez morían en su estado corpóreo, para regresar a su forma incorpórea y potenciar el salto al Destino Cero, lugar de donde provienen ¿Por qué hicieron dos esferas en vez de una? Como son elementales de tierra, fuego, viento y agua y sus naturalezas pueden dividirse en palpables e impalpables, éstos tuvieron que separarlas. Así un mundo se compone de agua y tierra como reconocibles al tacto por los seres corpóreos y más cercanos a estos y otro de fuego y aire, como no palpables por parte de los seres corpóreos. Se podría decir que son mundos en donde el cincuenta por ciento de su volumen es de cada elemento.

Los Destinos del Quinto al Decimosexto: Mundos creados por los Cuatro Dioses, que albergan diferentes formas de vida, pues por su composición, son óptimos y saludables para alojar a los distintos seres.